NATURALEZA | DESIGN | COMFORT
El B&B Per Oropa nació por el amor del suelo y por la gana de compartir la nuestra estructura de design y relax con los invitados.

Cuando se accede a la estructura se tiene la impresión de entrar en una nueva dimensión donde la paz y la natura son dominantes.

El B&B para Oropa es el resultado de una minuciosa reestructuración de una antigua finca immersa en un hermoso jardín a los pies de nuestras montañas y a unos cientos metros del centro del Biella.

En primavera se pueden ver las floraciones de los muchos arboles de fruta y en desde el verano hasta el otoño es posible disfrutar de sus frutos de donde obtenemos unas auténticas mermeladas caseras.

Las nuestras plantas aromáticas pueden ser recogidas y catadas con infusiones relajantes o digestivas en pleno relax.
Nuestros frutos del bosque acompañan deliciosos desayunos.

Al lado de los arboles de fruta se encuentra un huerto biodinámico con una grande variedad de hortalizas.

Las habitaciones disponen de todas las comodidades y nacen de la fusion de maderas, piedras, cristales y tejidos, creando sugestión elegantes y detalles donde dejarse abrazar.

La habitación Monte Mucrone nace por una precisa reestructuración de un antiguo granero.
Las grandes vidrieras de arco con vista sobre el jardín y el techo a vista crean una atmósfera unica con la naturaleza circundante delineada de la línea morénica de la Serra.
La habitación Monte Camino se encuentra al nivel del jardín y es caracterizada por las vuelta de cañón donde una vez había los comederos para las vacas.
El escenario es embellecido por los maceteros colorados, arboles de fruta y en el verano por los cantos de las cigarras, en invierno el calor de la chimenea de leña.
La habitación Monte Mars puede abrazar hasta a cuatros invitados, esta puesta en la primera planta y por el balcón equipado se puede disfrutar de arriba de las puestas del sol, del jardín y del panorama de Biella.

EL DESAYUNO

Nuestros desayunos representan la base para empezar un buen dia.

La mesa en madera puesta en el centro del salón quiere representar un momento de agregación donde nuestros invitados pueden gustar nuestros productos preparados en casa a km cero con quesos, embutidos y productos típicos de nuestras zonas.